Dónde comer en Berlín

Dónde comer en Berlín

En nuestros itinerarios urbanos por la capital germana, tanto en el distrito central de Mitte y la Isla de los Museos como en los diversos barrios que recorrimos en nuestros tres días en Berlín, no hicimos mención alguna a lugares dónde comer. Es por ello que le dedicamos esta entrada exclusivamente a la comida.

Vamos a admitir que cuando llegamos a Berlín después de dos semanas viajando en tren por Europa Central andábamos ya en las últimas del presupuesto y tras haber recorrido ciudades mucho más baratas, como Budapest, Bratislava o Cracovia, todo se nos antojaba muy caro en Alemania. Por este motivo, veréis que nuestras propuestas son mayoritariamente de comida callejera: barata pero sin renunciar al sabor.

Burgermeister: una hamburguesa bajo las vías del metro

En el extremo oriental del alternativo y multicultural barrio de Kreuzberg, a escasos metros de la estación de metro de Schleiches Tor y bajo las vías elevadas del mismo, hay una pequeña caseta verde adornada, de aspecto anticuado. Para que os hagáis una idea: solía ser un lavabo. A pesar de ello, hoy en día es una de las hamburgueserías favoritas de los berlinenses: con tan solo un par de mesas alrededor, abierto hasta tarde por la noche, lo más normal es tener que hacer cola.

Los panecillos de hamburguesas son suaves y mullidos, mientras que la carne de la hamburguesa rebosa jugosidad. ¡Están riquísimas! A diferencia de las patatas fritas, servidas solas, con queso o con chili, que no están malas, pero tampoco destacan. El precio de las hamburguesas no pasa de los 5€, ideal para disfrutar comiendo con poco presupuesto.

IMG_20150827_164813

Konnopke’s Imbiss: el auténtico currywurst

Y seguimos bajo las vías elevadas del metro, pero esta vez cerca de la estación de Eberswalder Strasse en el barrio de Prenzlauerberg para conocer el plato rápido estrella de Berlín: el currywurst.

A diferencia de la hamburguesería que os presentamos en el apartado anterior, este pequeño, pero histórico establecimiento de currywurst (permanece abierto desde 1930) tiene un horario más reducido: de 10h a 20h. Su especialidad, obviamente, es el currywurst: una salchicha que puede ser cocida (Brühwurst) o asada (Bratwurst) servida con salsa de tomate y curry. Se sirve en todos los rincones de Berlín, pero andad con mucho cuidado con los precios: ¡en Unter den Linden encuentras puestos repletos de turistas donde sirven salchichas de dudosa calidad con ketchup por la friolera de 6€! En Konnopke’s Imbiss se puede probar este plato tan típico de la ciudad con patatas y bebida por unos 4€: inmejorable.

IMG_20150826_192134

Mustafa’s Gemüsse Kebap: el único kebab vegetariano por el que se forman colas

De vuelta a Kreuzberg nos encontramos con este puesto de comida callejera especializado en kebabs. El establecimiento no necesita más identificación que las largas colas que se forman en la calle Mehringdamm. Hay quien dice que el kebab de Mustafa es una turistada, ya que últimamente se ha vuelto muy popular entre los turistas y los berlinenses de toda la vida ya no lo frecuentan tanto, pero os diremos que a nosotros la recomendación nos vino de la dueña alemana del Airbnb dónde nos alojamos, que lo describió como el mejor kebab del mundo, especialmente por la calidad de las verduras que lleva. Sí, sí… ¡verduras! De hecho, es al revés que en la mayoría de kebabs en los que pedir la verdura es opcional: en este local es la protagonista y la carne es el acompañamiento. El kebab de solo verduras cuesta unos 3,10€, mientras que acompañarlo de carne condimentada aumenta el precio a unos 3,50€

Umami: delicioso vietnamita en Prenzlauer Berg

Vamos y venimos de Kreuzberg a Prenzlauer Berg. En este caso volvemos al barrio donde nos alojamos para otra recomendación de la dueña del Airbnb que fue nuestra casa durante nuestros 3 días en Berlín. En este caso ya no se trata de comida callejera sino de un excelente restaurante vietnamita, el Umami, aunque en realidad sirve platos asiáticos de diversas procedencias. El establecimiento no es muy grande en el interior (hay estrecheces entre las mesas, aunque está finamente decorado), pero tiene una terraza enorme idónea para las noches de verano. Por lo visto, siempre suele estar lleno y tuvimos surte de poder sentarnos después de solo 10 minutos de espera, ya que fuimos sin reserva. La comida, exquisita y a un precio razonable: se puede comer por entre 10 y 15€.

IMG_20150824_214111

Prater Garten: un biergarten de los de verdad

Seguimos en Prenzlauer Berg para un clásico: el Prater Garten. Se trata de un establecimiento ideal para visitar en verano ya que tienen una extensa terraza donde disfrutar de la comida tradicional alemana, acompañada de cerveza bien fría. No es el sitio más económico de Berlín para probar el schnitzel (escalope) o la sencilla kartoffelsalat (ensalada de patata), pero os recomendamos que vayáis a tomaros unas pintas de cerveza local (4€ – después de este sablazo entendemos que se harten a beber en Mallorca). No son baratas, pero el ambiente que se despierta en un biergarten a la salida del trabajo y por la noche bien vale la pena para conocer un poco más la vida local de Berlín.

En resumen:

Interrail por Europa Central en 15 días



3 pensamientos sobre “Dónde comer en Berlín”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *