El Cairo en dos días

El Cairo en dos días

Dedicamos la primera mañana de nuestro viaje de 10 días en Egipto a visitar las pirámides de Giza. Por la tarde de ese primer día estuvimos en el Museo de la Civilización Egipcia y en nuestro último día dedicamos la mañana al Museo Egipcio. Los hemos agrupado aquí en un solo día para facilitar el itinerario, pero en realidad fueron dos medios días.

El segundo día que pasamos en la ciudad visitamos el barrio copto, la ciudadela, varias mezquitas y, por último, el bazar de la ciudad.

Podéis dedicar un tercer día a visitar las pirámides de Dashur y la necrópolis de Saqqara, anteriores a las de Giza y menos visitadas. Se encuentran a unos 30km de la ciudad.

Atascos

Es casi una visita en sí en El Cairo. Carreteras de 7 u 8 carriles y ninguno pintado en el suelo, bocinas, polvo, humo y contaminación son el pan de cada día de los traslados en coche en El Cairo. Y evidentemente conlleva que cualquier trayecto se alargue hasta el infinito. De nuestro alojamiento en Giza a El Cairo y viceversa tardamos de media 1h-1h30, excepto de madrugada por los horarios de nuestros vuelos. Aparentemente estan trabajando para paliar la situación, pero no le vemos un futuro próximo. ¡Ya nos contaréis!

Día 1: museos

Museo de la Civilización Egipcia

Tras nuestra visita a las famosas pirámides de Giza, cogimos un Uber (80EGP) hasta el Museo de la Civilización Egipcia, donde pasamos la tarde.

Este museo ofrece un recorrido por las distintas civilizaciones egipcias, desde la época arcaica, pasando por los reinos faraónicos, las invasiones grecorromanas, el cristianismo copto, el medievo y el arte islámico hasta la modernidad.

Pero si por algo se ha hecho famoso este museo es por el desfile faraónico que trasladó las momias de 18 reyes y 4 reinas del Antiguo Egipto desde el Museo Egipcio a su nueva ubicación en el Museo de la Civilización en 2021. Las momias y sus sarcófagos están dispuestas en la planta inferior del museo y no se permite la fotografía. Aunque quedan algunas en el Museo Egipcio, la verdad es que no se ven como en este nuevo espacio museográfico.

Museo Egipcio

Os haríamos una completísima reseña de nuestra visita al Museo Egipcio, pero probablemente cuando vayáis ya no será el mismo. ¿El motivo? Se está construyendo un macro museo en Giza donde se trasladaran la mayoría de las piezas del Museo Egipcio, incluida la máscara dorada de Tutankamón.

Durante nuestra visita, nos encontramos piezas a medio embalar y salas a medio montar. Tuvimos suerte de ver la máscara de Tutankamón en una sala donde el resto de vitrinas estaban tapadas. Estaban reorganizando la zona del tesoro de la tumba del faraón y aunque faltaban bastantes piezas, pudimos ver las más importantes.

Otras piezas destacadas son la tríada de Micerino, las pinturas de las caras de las momias grecorromanas, el ajuar de los faraones Yuya y Tuyu, la talla de madera del sacerdote Kaaper o el escriba sentado de piedra caliza.

El museo entero es un viaje al siglo XIX. Las momias, los sarcófagos, las estelas y centenares de estatuas y objetos del Antiguo Egipto se amontonan en salas que no han cambiado desde la apertura del museo. Incluso hay etiquetas escritas a mano al lado de las piezas. Otras se encuentran completamente recubiertas de polvo y el visitante se siente un poco Indiana Jones.

Día 2: Barrio Copto, ciudadela, mezquitas y bazar

Empezamos el día temprano, tomando un Uber al barrio copto (desde Giza, 85EGP). Cuidado que algunos conductores de Uber desconocen los lugares turísticos de la ciudad y hay que estar un poco pendientes del GPS para evitar pérdidas (geográficas y de tiempo). Fue el caso de nuestro conductor esa mañana, que se perdió tomando un atajo por calles estrechas y sin asfaltar, para finalmente tener que dar media vuelta.

Barrio Copto

«Copto» significa «egipcio cristiano» y es como se denomina el barrio egipcio donde se encuentran las principales iglesias. Sin embargo, el culto cristiano no se limita a esta zona y no es raro ver iglesias en las ciudades egipcias. Se calcula que entre el 10 y el 20% de la población profesa el cristianismo.

A continuación, os dejamos los atractivos que podéis visitar en este barrio. Todos son gratuitos, a excepción del Museo Copto.

– Iglesia de Abu Sarga. Dedicada a los santos Sergio y Baco, esta iglesia de ladrillo se construyó sobre el lugar donde se refugió la Sagrada Família en su huida a Egipto.

Para llegar a esta iglesia hay que pasar por esta calle repleta de libros, revistas e iconos cristianos.

– Sinagoga Ben Ezra. En restauración durante nuestra visita, fue la sinagoga más grande de El Cairo. En la actualidad, funciona más como museo que como congregación judía, pues prácticamente no quedan judíos en el país.

– Iglesia Colgante. La más conocida de las iglesias del barrio se denomina así porque se construyó sobre una de las puertas de madera de la antigua fortaleza babilónica. La escalera que lleva ahora al edificio era más larga, pues se ha subido el nivel del suelo, de modo que los pies de la fortaleza están a unos 6m por debajo del nivell de la calle. En el interior, destaca un precioso púlpito del siglo V.

– Museo Copto y fortaleza de Babilonia. Al lado de la iglesia Colgante se encuentran los últimos vestigios de la fortaleza sobre la que se construyó y la entrada al Museo Copto. Nosotros no lo visitamos. La entrada es de pago.

– Iglesia de San Jorge. Finalmente, nos acercamos a esta iglesia vecina al cementerio cristiano, dedicada al santo de la leyenda del dragón. Para muestra de la devoción, los cuadros y ofrendas al santo que podéis ver en la planta baja del templo.

Ciudadela de Saladino

Tras unas 2h de visita por el barrio copto, volvemos a coger un Uber esta vez hasta la Ciudadela de Saladino (40EGP). Llegamos en unos 25 minutos con el tráfico. La fortificación tiene un origen medieval islámico y se construyó para protegerse de los cruzados. La entrada cuesta 180EGP por adulto. Como nota, solo aceptan el carnet de estudiante internacional. Los puntos de interés más notables de la ciudadela son:

– Mezquita de Mohamed Ali (mezquita de Alabastro). Por su elevada ubicación, destaca sobre los barrios más cercanos de la ciudad. Y desde ella se obtienen también vistas a los alrededores (siempre que la contaminación dé tregua).

Se construyó a mediados del siglo XIX. Nos impresionaron sus altos minaretes y el patio. Como dato curioso, el reloj de la torre que se ubica en el patio fue un regalo de agradecimiento de los franceses por el obelisco del templo de Luxor que decora la plaza de la Concordia de París. El obelisco fue un gran regalo, sin duda, pero el reloj de la mezquita nunca funcionó.

El interior es precioso también. Imperdibles las cúpulas sobre la sala de oración y el minbar, donde sube el imam a dar el sermón.

– Mezquita de Al-Nassir. Aunque de menor tamaño que la anterior, esta otra mezquita, cuya sala de oración está abierta directamente al patio, es el único vestigio de la época de los mamelucos que se mantiene en pie. Por ello, es la mezquita más antigua de la ciudadela (s. XIV).

Mezquitas Sultán Hassan y Al-Rifai

Andando unos 20 minutos desde la ciudadela llegamos a estas dos mezquitas, que ya habíamos visto entre la neblina de la contaminación desde la mezquita de Alabastro. La entrada a ambas cuesta 80EGP. Al entrar a las mezquitas tendréis que quitaros los zapatos. Podéis llevarlas en la mano (gratis) o dejarlas en la entrada a cambio de una propina.

Aunque aparentemente son muy similares, la mezquita de Sultán Hassan es la más antigua. Se construyó en el siglo XIV y también servía de madrasa (escuela coránica). Se entra por una altísima puerta que conduce por un pasillo oscuro hasta el patio, donde se ubica la sala de oración.

La mezquita de Al-Rifai, justo enfrente, es más moderna. De hecho, se construyó en el siglo XIX junto a los bulevares que rodean las mezquitas en un intento de modernización de la ciudad. Igualmente, está finamente decorada en su interior totalmente recubierto de alfombras y merece la pena una visita.

Bazar Khan el-Khalili

Nos dirigimos ahora hacia el bazar de El Cairo. El más orientado a turistas es la zona de Khan el-Khalili. Como tenemos tiempo, decidimos ir a pie en lugar de tomar un Uber y lo hacemos subiendo por la calle Al Sorogyah, donde se extiende un bazar mucho más local hasta llegar a Bab Zuweila, la última puerta que queda en pie de la antigua muralla del siglo XI.

A nosotros nos gustó más esta parte local que el bazar turístico, mucho más agobiante por la insistencia de los vendedores.

En esta zona, además de lámparas, téxtiles y todo tipo de artesanía y recuerdos, podréis ver algún sabilSe trata de edificios que albergaban fuentes públicas. Los habitantes de la ciudad podían así proveerse de agua canalizada desde el Nilo. Muchos de estos edificios contaban con una pequeña escuela en la planta superior, donde normalmente acudían niños sin recursos.

Dónde comer en El Cairo

Nosotros nos alojamos en Giza, así que no probamos muchos lugares en El Cairo. Os dejamos los lugares que probamos a continuación:

– Koshary Abu Tarek. Un local super recomendable cerca del Museo Egipcio. Solo sirve el plato nacional: el koshary. Es una mezcla contundente de arroz, lentejas, garbanzos y pasta que se sirve con una salsa de tomate especiada. En el Abu Tarek lo sirven en tres tamaños. Dos medianos con extra de salsa y bebida nos costaron 80EGP.

– Hawawshi Shalaby. No muy lejos del Museo Egipcio encontramos también este local de hawawshi. Este plato de comida rápida consiste en una especie de pan de pita rellena de carne picada condimentada. Un hawashi con questo cuesta 25EGP.

– Café El Fishawy. Conocido también como «café de los espejos», la decoración hace honor a su nombre. Se encuentra en pleno corazón del bazar Khan el-Khalili. El local es de lo más curioso, pero como en todo Egipto, conviene preguntar por el precio de las cosas antes de pedir para evitar sorpresas.

En resumen:

Itinerario de 10 días en Egipto sin crucero

Seguro de viaje

Porque nunca se sabe, no se nos ocurriría viajar a Egipto sin seguro, ni con crucero ni sin él. A través de nuestro enlace obtenéis un pequeño descuento y nos ayudáis a mantener el blog activo. ¡Gracias!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *