Preparativos antes de ir a China: vuelos y trenes

Preparativos antes de ir a China: vuelos y trenes

China es un país de proporciones titánicas y, por ello, organizar el transporte teniendo en cuenta el tiempo y las distancias es de vital importancia para cualquier itinerario en el país. Aquí os dejamos algunas orientaciones de cómo nos lo montamos nosotros.

Vuelos internacionales

China tiene una gran cantidad de aeropuertos internacionales con muy buenas conexiones a cualquier lugar mundo. Puesto que debéis presentar vuestras reservas de vuelo para obtener el visado chino,  no podréis pillar ofertas de última hora (aunque realmente no creo que haya muchas en temporada alta, de todos modos). Por esta razón, es recomendable comprar comprar pasajes tan pronto como sea posible. Nosotros verificamos los precios en torno a octubre para nuestro viaje en julio y los precios eran bastante interesantes, alrededor de 450-500 € ida y vuelta. Volvimos a mirarlos alrededor de Navidad y los vuelos más baratos ya habían subido hasta 650 €, así que no es prudente esperar demasiado. Lo mejor si podéis, con 9 meses de antelación. Terminamos viajando con Scandinavian Airlines, llegando a Pekín y regresando desde Hong Kong, y estamos muy satisfechos con la comodidad y el servicio que nos ofrecieron.

Desplazamientos de larga distancia en China

China es tan grande que viajar largas distancias entre dos puntos puede suponer un problema a primera vista. Pero no tiene porqué ser así si se viaja en avión o en tren nocturno.

Habíamos leído que los vuelos domésticos en China sufren retrasos muy a menudo. Además, viajar en avión requiere llegar al aeropuerto desde la ciudad con suficiente antelación, lo cual puede suponer más de un dolor de cabeza en las ajetreadas carreteras chinas. Y solo de pensar en las tediosas esperas en la puerta de embarque, se te quitan las ganas de coger cualquier vuelo en China. Aún así, puede ser la mejor opción si no habéis podido reservar cama en un tren o si el tiempo de viaje por tierra es de más de una noche.

En cambio, viajar en tren es muy eficiente en China, a pesar de las multitudes en algunas estaciones.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es img_1470-1024x768.jpg

Todo es bastante intuitivo en la estación de tren, no hay necesidad de llegar con horas de antelación y, en nuestra experiencia, nunca tuvimos retrasos. El único inconveniente es que los billetes se agotan rápidamente, así que si no queréis desbaratar vuestros planes, es bueno reservar con tiempo. Esto es todo lo que necesitáis saber:

Reservas de tren

Los billetes de tren se ponen en venta tan sólo dos meses antes de la fecha de salida y los precios son económicos en base a los estándares occidentales. Durante los días festivos nacionales (Año Nuevo Chino, 1 de mayo y la Fiesta Nacional en octubre) y el verano, las plazas se venden muy rápido. Para asegurarse de obtener billetes, tenéis tres opciones:

1. Reservad los billetes en el sitio de reservas oficial (en chino). Sin gastos de gestión. Se requiere Internet Explorer, Firefox o Safari, ya que no es compatible con Google Chrome, y algunos conocimientos de chino mandarín. En caso de no tenerlos, podéis seguir las capturas de pantalla que encontraréis aquí.

2. Reservad por vuestra cuenta en inglés en Ctrip. Hasta con 60 días de antelación, 4 € de gastos de gestión por reserva.

3. La opción que elegimos nosotros: dejad las reservas en mano de un agente de ChinaHighlights. No es necesario esperar 2 meses antes de la fecha salida, sino que se puede reservar en cualquier momento. Basta con seleccionar los trayectos, subir una copia escaneada del pasaporte, realizar el pago en Paypal y, cuando los billetes se pongan a la venta, un agente los reservará por vosotros. Los gastos de gestión son de entre 4 y 5 € por reserva, similar a Ctrip, pero con una tranquilidad que no tiene precio.

Tipos de billete

En los trenes de larga distancia chinos, se puede viajar sentado o se puede dormir en una cama dura o blanda. El billete para ir sentado es el más barato, pero no es realmente una opción si queréis dormir y rendir al máximo al día siguiente. A continuación, tenéis la diferencia entre vagones de litera dura y blanda:

Vagones de litera dura (hard sleeper): formados por compartimentos de seis literas, tres a cada lado. Los compartimentos no están cerrados, sino que están abiertos hacia el pasillo del tren, donde hay algunos asientos, muy convenientes para un desayuno rápido por la mañana. Puede sonar ruidoso, pero os aseguramos que no lo es. En un momento dado durante la noche, las luces se apagan y todo el mundo duerme. Sólo tuvimos algo de ruido en el último tren nocturno entre Guilin y Shenzhen, ciudad fronteriza con Hong Kong. Solo tienen un pequeño inconveniente: si os toca dormir en la litera de arriba, tendréis que demostrar dotes contorsionistas, ya que el espacio es bastante reducido.

– Vagones de litera blanda (soft sleeper): consisten en compartimentos cerrados de 4 plazas que se pueden cerrar por la noche. Ojo, que el nombre puede llevar a confusión: elegimos cama blanda para nuestro viaje más largo de Xi’an a Chengdú, y las camas de blandas no tenían nada. Lo bueno: el ruido depende sólo de los compañeros de compartimento que os toquen. Aún así, si tuviéramos que reservar de nuevo, nosotros no elegiríamos litera blanda en ningún trayecto, ya que la diferencia de precio no vale la pena.

Elegimos el tren para todos nuestros viajes interurbanos, con la excepción de Tongren-Fenghuang, Fenghuang-Guilin, y Yangshuo-Guilin, ya que éstos no están conectados por ferrocarril. Para billetes de autobús, podéis utilizar ChinaBusGuide para reservar en línea, pero no es realmente necesario, ya que hay un montón de autobuses a diario entre ciudades.

En resumen, viajamos en litera dura en los trayectos:
Pequín-Datong
Datong-Pingyao
Chengdú-Tongren
Guilin-Shenzhen

Litera blanda entre Xi’an y Chengdú.

Y en tren de alta velocidad entre Pingyao y Xi’an (asiento de segunda clase, muy cómodo, similar a cualquier tren de alta velocidad en los países occidentales).

Recogida de billetes

Una vez que hayáis comprado vuestros billetes en línea, os mandaran un número de reserva. Hay que presentarlo junto junto con el pasaporte en las taquillas de venta de billetes de la estación para que os den los billetes en papel. Podéis recoger los billetes para el tren que sale de la misma estación sin ningún coste adicional. Si queréis recoger todos los billetes que vais a usar en el viaje a la vez, tendréis que pagar 5元 extra por cada uno de los trenes que no salgan de esa estación. No sale muy caro y es altamente recomendable si no queréis hacer cola en cada estación (nosotros estuvimos más de una hora en la estación central de Pekín, y eso que casi no había cola).

China en 21 días: itinerario



4 pensamientos sobre “Preparativos antes de ir a China: vuelos y trenes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *