Día 1: Viena – Llegada al aeropuerto, palacio Schönbrunn y mercado de Naschmarkt

Día 1: Viena – Llegada al aeropuerto, palacio Schönbrunn y mercado de Naschmarkt

Viena es una de las capitales imperiales de Europa. Sus amplias avenidas y plazas y la magnificiencia arquitectónica de los edificios del casco antiguo evocan el esplendor de los tiempos pasados. El itinerario de nuestro primer día nos lleva al palacio Schönbrunn y nos sumerge en la historia de los Habsburgo, pero antes tenemos que llegar e instalarnos. Además, hoy es Nochevieja y habrá que celebrarlo, ¿no?

Cómo llegar al centro desde el aeropuerto

Desde el aeropuerto, existen básicamente dos opciones asequibles para llegar al centro de Viena:

Tren City Airport: por 11€ el trayecto es la opción cara. Os deja en la estación de Wien Mitte con conexiones a las líneas de metro 3 y 4, en 16 minutos. Los billetes se compran en las máquinas indicadas como CAT. Salen trenes cada media hora, de las 5h30 a las 23h, aproximadamente.

Tren público S7:  Los billetes se compran en las máquinas de ÖBB, la compañía nacional de ferrocarriles. El trayecto cuesta 4,20€ y dura 23 minutos. Tiene varias paradas con conexiones a otros trenes o líneas de metro, entre ellas, la céntrica Wien Mitte. Lo más interesante de esta opción es que se puede combinar con pases ilimitados de transporte en el centro de 24/4h/72h. Un pase de 24h sumado al trayecto del aeropuerto nos salió por 11,20€.

Un taxi al centro tiene un precio medio de 36€. También hay buses por 8€. En ambos casos, la duración del trayecto depende del tráfico.

Alojamiento en Viena

Viena es una capital relativamente pequeña. Es fácil manejarse a pie por su casco antiguo. Por lo tanto, cualquier alojamiento cerca del centro os puede valer. Nosotros estuvimos en fechas navideñas, alrededor de Año Nuevo. Nos decidimos con poca antelación y los precios del escaso alojamiento que quedaba disponible eran caros. Buscamos un Airbnb cerca de la estación de trenes, por la comodidad que nos ofrecía a la hora de ir a Salzburgo. Nos costó 52€ la noche una habitación doble. A la vuelta de Salzburgo pasamos una noche adicional en Viena y estuvimos en un hostal boutique a 15 minutos andando del Ayuntamiento: Zum Goldenen Kegel. La noche nos salió por 12€ cada uno en habitación compartida.

Palacio Schönbrunn

Una vez instalados, nuestra primera visita es el palacio Schönbrunn. Al tratarse de la residencia de verano de los Habsburgo se encuentra justo a las afueras de Viena. Se puede acceder fácilmente a través de la línea 4 del metro, parada Schloss Schonbrünn. En invierno el horario es de 8 a 17h, en verano cierra algo más tarde.

Sisi Ticket

La entrada más básica al palacio cuesta 16€, mientras que el tour completo cuesta 20€. Con el tour más barato se ven 22 habitaciones del palacio, mientras que con el tour completo se ven hasta 18 habitaciones más. Sin embargo, las más impresionantes se ven en ambos tours.

Nosotros optamos por comprar el Sisi Ticket, que nos permitía también el acceso al palacio de Hofburg, la residencia de los emperadores en la ciudad, por 34€. Si vais a hacer el tour completo de Schönbrunn y visitar el Hofburg, compensa comprar esta entrada combinada. Además, incluye el Hofmobiliendepot, un museo de muebles de la época imperial (nosotros no fuimos).

En cambio, si vais a hacer el tour básico (en retrospectiva, suficiente a no ser que os interese muchísimo el arte y la historia de la época) os sale más barato comprar las entradas por separado. Eso sí, compradlas en línea con antelación y os ahorraréis larguísimas colas.

El palacio y los jardines

Tanto el tour básico como el tour completo os llevaran a través de habitaciones con suntuosas decoraciones rococó. El punto álgido de la visita es, sin duda, la Gran Galería, donde se celebraban los banquetes imperiales. Las pinturas de la bóveda de esta sala, además de las adyacentes salas decoradas al estilo oriental, son espectaculares. Los tours incluyen audioguía y duran unos 40 minutos.

Después de la Gran Galería, termina el tour básico, mientras que el completo continua por las habitaciones privadas del emperador Francisco José y la emperatriz Isabel.

Los jardines son un atractivo adicional del palacio Schönbrunn. Algunas zonas requieren entrada (el zoo, el laberinto – abre solo en verano, o la Casa de la Palmera), pero pasear por los jardines es gratuito. En invierno no son tan bonitos como nos los podemos imaginar en primavera, pero aún así valen mucho la pena. Un recorrido hasta la fuente de Neptuno y la Glorieta es imprescindible en cualquier visita.

Además, podéis acercaros a la fuente que imita unas ruinas romanas y al obelisco, o a los invernaderos en la parte opuesta.

Una visita completa al palacio y los jardines toma fácilmente toda una mañana.

Mercado de Navidad

Además, durante nuestra visita, había un mercado de navidad en la explanada a la entrada del palacio. Este mercado es uno de los pocos, junto al del ayuntamiento y otro más modesto frente al Hofburg, que se mantiene pasado el 25 de diciembre. En concreto, este opera entre el 23 de noviembre y el 5 de enero. Se trata de un mercado de artesanía que también tiene puestos de comida, algunos de ellos gourmet. Nosotros compramos algunas decoraciones en madera para nuestro árbol de navidad.

Naschmarkt

¡Seguimos de mercados! Para llegar al Naschmarkt, cogemos la línea 4 del metro de nuevo y bajamos en la parada de Kettenbrückengasse. Esta parada nos deja justo al principio del mercado: 1,5km de puestos de fruta, verdura, quesos, embutidos y comida preparada, entre otros. Los sábados se instalan algunos puestos de antigüedades y segunda mano. Es también un buen lugar para comer, tanto en el mercado como en las calles adyacentes. Nosotros nos quedamos sin probar un restaurante muy prometedor por tardones, pero a cambio encontramos un asiático super recomendable. Os lo contamos todo sobre los restaurantes que probamos en Viena aquí.

Nochevieja en Viena

Después de comer, es buena hora para adentrarnos en el Silversterpfad. El itinerario de hoy queda ligero porque coincide con Nochevieja y hay que despedir el año.

El centro de Viena queda totalmente cerrado al tráfico y se llena de conciertos y actividades al aire libre. Además, se pueden visitar algunos museos gratis. En el fin de fiesta, el cielo se llena de colores con los fuegos artificiales del Ayuntamiento. Os contaremos todo lo que se puede ver y hacer en Nochevieja en Viena en una próxima entrada.

En resumen:

Viena y Salzburgo en 6 días

Dónde comer en Viena



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *