China Días 17 y 18: las montañas kársticas de Yangshuo y el río Li

China Días 17 y 18: las montañas kársticas de Yangshuo y el río Li

El río Li es un afluente del río Gui, que discurre entre Guilin y Yangshuo entre imponentes colinas verdes de roca kárstica. Es prácticamente imposible admirar los imponentes pilares montañosos que flanquean el río sin recordar las montañas de la intro de Dragon Ball (y, en consecuencia, tararear la canción).

A continuación os contamos dos días muy activos, que nos llevaron de Guilin a Yangshuo, primero en balsa de bambú, luego en bicicleta y a pie, en uno de los paisajes más increíbles de este viaje a China

De Guilin a Yangshuo

Ir de Guilin a Yangshuo, es posible en autocar, aunque para disfrutar del paisaje lo mejor es navegando por el río. Si os decantáis por el río, tenéis dos opciones:

– Ir de Guilin a Yangshuo en barco de «crucero», barcos de grandes dimensiones que conectan las dos ciudades en 4h30. Hay barcos para turistas chinos y otros para turistas extranjeros, con guía en inglés, que pueden costar entre 350 y 450元.

– Realizar parte del recorrido en balsa de bambú (motorizada). Desde Guilin, se toma un bus hasta Yangdi y de allí una balsa hasta Xingping. En el momento de nuestra visita, las balsas no paraban en Xingping, sinó que daban media vuelta de nuevo a Yangdi, ya que los habitantes de Xingping estaban en huelga desde hacía meses y, por lo tanto, no se recomendaba la visita. El recorrido sobre el río dura 1h30 y discurre por el tramo más escénico del río. El mismo bus que lleva a Yangdi continúa el recorrido luego a Yangshuo, aunque suponemos que cuando se solucione la huelga en Xingping, el bus os recoge allí  y sigue a Yangshuo. El coste de la excursión es de 170元.

Nosotros escogimos esta segunda opción y gestionamos la excursión a través de nuestro hostal, el Guilin Traveling with Hostel. Desayunamos de crêpes chinas (hechas a base de huevo) que sirven como tortitas rellenas (en nuestro caso, de lechuga y bacon). El bus nos recogió a las 8 de la mañana y en poco menos de una hora, estábamos en Yangdi. La ida en dirección a Xingping se realiza despacio, en el sentido de la corriente del río, en balsas con capacidad para 4 personas. Los paisajes son espléndidos: hileras de montañas hasta donde alcanza la vista, cubiertas por una vegetación exuberante que se extiende desde la orilla del río a la cima de las colinas.

La vuelta fue algo más turbulenta y sobretodo ruidosa, ya que ir a contracorriente hace que el balsero tenga que usar el turbo del motor. El trayecto es mucho más rápido que a la ida. Una vez amarrados en Yangdi, volvimos al bus para acabar el recorrido en Yangshuo.

Dónde alojarse en Yangshuo

Llegamos a Yangshuo sobre las 13h y fuimos enseguida al hostal a dejar las mochilas y buscar un lugar para comer antes de explorar la zona. Nos alojamos en el Yangshuo Showbiz Youth Hostel, muy bien localizado cerca de la calle principal (West Street), pero suficientemente alejado del bullicio. El hostal dispone de habitaciones amplias, personal muy amable que habla inglés y, lo mejor, una terraza con vistas espectaculares al río, sobretodo al atardecer. La habitación triple por una noche nos salió por 180元.

 

Excursiones alrededor de Yangshuo

En bicicleta

Después de comer en un puesto de las calles adyacentes a West Street, volvimos al hostal, donde por 15元 por persona, alquilamos bicicletas para el resto del día. Hay decenas de rutas por explorar en bicicleta, aquí tenéis la que elegimos nosotros (unos 18km, en 3h30, paradas incluídas):

1. Salimos del hostal y subimos por West Street hasta la entrada de la calle opuesta al río y desde allí, tomamos a la izquierda en la calle Pantao.

2. Seguiréis por esta calle bastante transitada por unos 5km. En los mapas, parece que hay que desviarse mucho antes, pero no es así. Seguid las direcciones de la carretera hacia el Big Banyan Tree y Moon Hill.

3. Si seguís las direcciones anteriores, os encontraréis con un puente que cruza el río Yulong. Tomad el desvío a la derecha antes de cruzar el puente. Si, por lo contrario, seguís recto, llegaréis a la Moon Hill, aunque desde los pies de esta colina prácticamente no se ve nada (los árboles parecen plantados allí a propósito).

Podéis acceder a la montaña y subir al arco por 15元. Los vendedores ambulantes también os ofrecerán guiaros por un camino alternativo y gratuito por menos. Nosotros preferimos seguir por el río Yulong, pero muchos blogs recomiendan este itinerario y califican el camino alternativo como fiable, así que es otra opción.

4. Si, como nosotros, seguís por el río Yulong, el camino asfaltado sigue siendo transitado al principio, pero pronto deja de serlo. Cruzaréis varios pueblos (aunque no los típicos pueblos pintorescos que os podéis imaginar) y por momentos el sendero os llevará entre las montañas y en otros se acercará más al río. Os recomendamos coger desvíos por caminos de tierra que os lleven a ver el río desde distintos puntos, para luego volver al camino principal.

5. Hay indicaciones para volver a Yangshuo por el camino (en unos 30-40 minutos volveréis a la ciudad). Si os da tiempo, llegad al Puente del Dragón antes de regresar a Yangshuo.

A pie

El segundo día por la mañana decidimos seguir una ruta a pie a la orilla del río, en dirección opuesta a la corriente (hacia el norte de Yangshuo). En poco más de una hora a través de campos de cultivo y cruzándonos con campesinos que parecían dirigirse a Yangshuo a vender su mercancía, llegamos a un pueblecito y decidimos adentrarnos en él, hasta que encontramos una bajada que nos condujo al río. El camino de vuelta lo hicimos desde allí, por la orilla del río, un recorrido muy tranquilo y apacible, donde solo nos encontramos a un hombre que amarraba su balsa de bambú. Al cabo de unos 2km, el camino se acaba y hay una subida donde retomamos la carretera asfaltada por la que habíamos venido. En total, andamos unas 2h30.

Qué comer en Yangshuo

En Yangshuo comimos en un puesto callejero el primer día a mediodía y cenamos en un restaurante por la noche, mientras que al día siguiente comimos en un restaurante también. Veréis que es un sitio muy turístico, con muchos locales donde sirven comida internacional. En cuanto a la comida local, sirven lo mismo por todo. Mientras os alejéis un poco de West Street, los precios serán más asequibles. Os recomendamos probar el pescado a la cerveza. El precio va según el peso: nosotros quisimos probar la carpa y estaba a unos 55元 el kilo en un local de la calle Diecui, ¡y muy rico!

 

Al día siguiente, después de nuestra excursión por el campo, comimos en un restaurante de nombre Gan’s Noodle, que habíamos visto recomendado en Tripadvisor, aunque lo encontramos de casualidad, ya que la dirección estaba mal en la página. Está algo alejado del centro y a priori no llama mucho la atención, aunque los platos están bastante bien, especialmente los noodles caseros, que preparan al momento (aunque los mejores noodles siguen siendo los que comimos el día que fuimos a los guerreros de terracota en Xi’an).

Aunque Yangshuo es un lugar bastante turístico, es también de los pocos lugares en China en los que encontraréis carne de perro en la carta, aunque fue el único restaurante en que lo vimos y pensamos que no debe ser tan común al fin y al cabo o quizás en pueblos más recónditos (antes de que os horroricéis: no, no lo probamos).

Entre horas o para refrescaros un poco, veréis que en Yangshuo hay bastantes lugares especializados en helados, batidos y smoothies de mango, dulce y refrescante en verano.

De vuelta a Guilin

Para volver a Guilin, hay que dirigirse a la estación de autobuses. Los buses locales que pasan por la calle Pantao (perpendicular a la entrada de West Street) os dejan en la misma estación en poco más de 20 minutos. Desde allí hay buses tanto públicos como privados que os llevan a Guilin en poco menos de 2h (25元). Podéis consultar los horarios en vuestro hotel, pero prácticamente había uno cada media hora. Lo peor que os puede pasar es que cuando lleguéis ya se hayan vendido todos los asientos del bus y tengáis que esperar al siguiente.

Nosotros teníamos billetes de tren para ir a Shenzhen, desde dónde se cruza la frontera a Hong Kong, en tren nocturno y éste salía a las 21h30 de la estación norte de Guilin. Cogimos el bus justo enfrente de la estación donde nos dejó el bus de Yangshuo y en media hora más estábamos en la estación, justo a tiempo para buscar algo de comida y subirnos al tren.

En el segundo piso de la estación había bastantes restaurantes, con cartas muy parecidas a las que se pueden encontrar en los restaurantes chinos españoles. Y es que por mucho que os digan que la comida en China no tiene nada que ver con los restaurantes chinos en España, esta afirmación no deja de ser una simplificación. China es un país enorme y diverso y, claramente, la comida de los restaurantes chinos no es representativa de toda la gastronomía, aunque sí se parece más a la cocina del sureste (salsas agridulces, wantun frito, rollitos de primavera…), que es de donde proceden la mayoría de chinos que viven en nuestro país.

En resumen:

China en 21 días: itinerario



2 pensamientos sobre “China Días 17 y 18: las montañas kársticas de Yangshuo y el río Li”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *