Día 12: Fez y su medina, la Mellah y el Palacio Real

Día 12: Fez y su medina, la Mellah y el Palacio Real

¡Suena el despertador en nuestro último día en Marruecos y todavía nos quedan muchas cosas por ver en Fez! Por suerte, nuestro vuelo sale a las 20h, así que tenemos todo el día por delante.

La Mellah

Después del desayuno, decidimos ir directos a la Mellah. Para ello, salimos por la Puerta Azul y seguimos unos 20 minutos a pie por la avenida Batha y la avenida de la Liberté, para luego desviarnos en la calle Kissat para adentrarnos en el barrio de la Mellah, el barrio judío de Fez. Como ya nos pasó en Marrakech, se trata de una zona histórica ya que en la actualidad apenas viven judíos en Marruecos.

Llegamos a la puerta Bab Semmarine, desde donde accedemos a las estrechas calles de la Mellah.

IMG_4017-min

Pronto aparece un nuevo elemento en la estampa de las calles fasíes: ¡los balcones! No es que uno se fije en la ausencia de balcones en las casas de Marruecos, pero cuando aparecen de repente se nota que algo no cuadra con el entorno. De hecho, los balcones de la Mellah de Fez son de los pocos lugares donde se ven estos elementos arquitectónicos en todo el país.

balconies

Nos adentramos en el barrio por la calle Bou Ksissat, desde dónde es fácil desviarse para llegar a la sinagoga Ibn Danan (aunque nosotros descartamos visitarla). Nos compramos un refrescante zumo de caña de azúcar (Joan para probarlo, yo para recordar mi año en Miami, dónde la bebida era bastante común) y seguimos nuestro itinerario.

azucar

Seguimos hasta la puerta Bab el Amer al final de la calle…

IMG_4026-min

… y luego, de vuelta hacia Bab Semmarine, pasamos por delante del Palacio Real de Fez y sus imponentes puertas doradas.

IMG_4028-min

De vuelta a la medina de Fez el-Bali

Son las 12 del mediodía y ya andamos de vuelta hacia la Puerta Azul para terminar de explorar la laberíntica medina de Fez.

Plaza Seffarine

Para ajustarnos al tiempo que tenemos, comemos temprano en un puesto callejero de la calle Talaa Kebira (esta vez, sopa de habas y pollo a la plancha por 60MAD los dos) y nos vamos directos a la plaza Seffarine, donde se congregan los artesanos caldereros y el repique del martillo para dar forma al metal resuena en cada rincón, remontándonos al pasado de este antiguo oficio por unos instantes.

seffarine

Mezquita y universidad Qaraouine

La plaza Seffarine es un buen lugar para descubrir la biblioteca de la universidad Qaraouine, la más antigua del mundo y fundada por una mujer, Fatima Al-Fihiri en el siglo IX. Sin embargo, por el carácter religioso de la institución, los no musulmanes tenemos que conformarnos con echar un vistazo al patio desde la puerta. Desde allí, podéis dar la vuelta al edificio (¡es inmenso!) y aprovechar para asomaros a ver el interior del edificio desde distintos ángulos.

Qaraouine

A un momento dado de nuestras andadas empieza el rezo y un vendedor nos anima a que subamos a la azotea de su tienda para ver los edificios de la zona desde arriba. Dudamos un poco, pero como la presión al comprador en Fez se relaja muchísimo respecto a la que se vive en el zoco de Marrakech, al final acordamos un precio de 10MAD (1€) para subir antes de acceder a la propuesta. Además de las vistas panorámicas, el hombre resulta ser muy informativo y nos enseña un montón de cosas sobre los edificios que nos rodean y al bajar nos indica el camino a seguir para llegar al Mausoleo de Mulay Idriss.

panorama

Mausoleo de Mulay Idriss

Tras dar varias vueltas (¡y eso que con las indicaciones parecía imperdible!), damos con el mausoleo de Mulay Idriss.

IMG_3733-min

De nuevo el acceso no está permitido a los no musulmanes pero nos conformamos con admirar la rica ornamentación de sus coloridas puertas y vislumbrar un poco la atmósfera tranquila del patio del mausoleo.

MulayIdriss

Madrasa Attarine

Se acerca la hora de marcharnos, pero de camino al riad Dar el Yasmine nos queda todavía una visita por hacer: la madrasa Attarine. Esta madrasa, la más pequeña de las que hemos visitado en nuestra estancia en Marruecos (la madrasa Ben Youssef en Marrakech y la madrasa Bou Inania en Fez), se encuentra justo al final de la calle Talaa Kebira, una de las vías principales de la medina antigua.

IMG_3729-min

Se trata de un edificio muy discreto, pero aún así merece la pena la parada. Lo más impresionante es probablemente la cúpula de madera que se encuentra en la sala al final del patio y que la distingue de otras antiguas escuelas coránicas en Marruecos. La entrada cuesta 10MAD (1€) y está abierto a diario de 9 a 18h.

Traslado al aeropuerto de Fes-Saïss

Nos dan las 17h y en el riad se han encargado de llamar un taxi para que nos lleve al aeropuerto, para así ahorrarnos el último tedioso regateo en Marruecos. La carrera nos sale a 120MAD (12€) los dos (el precio es por el taxi, por lo que si sois más o compartís taxi sale más barato)..

La mayoría de aerolíneas recomiendan a los pasajeros especial antelación a la hora de acudir al aeropuerto de Fez. Por un lado, se encuentra a 20km de la ciudad y puede haber retrasos en la carretera a según que horas. Por otro lado, el aeropuerto cuenta con dos controles de seguridad (uno en la mismísima entrada y el otro antes de acceder a la terminal) y además es necesario hacer cola para sacar los pasajes en el mostrador (por mucho que hayáis imprimido la confirmación en casa). Al final en nuestro caso no fue para tanto y había más bien poca afluencia de gente, pero podemos imaginarnos como se pone el tema si coinciden varios vuelos sobre la misma hora.

Y aquí estamos, en la terminal del aeropuerto de Fez con destino a Mallorca, con una noche “de regalo” en el aeropuerto de El Prat de Barcelona. Nos vamos de Marruecos encantados por la experiencia de un país que nos ha marcado por sus contrastes y la amabilidad de su gente (¡a pesar de la picaresca!). De hecho, nos ponemos hasta tristes con solo pensar que mañana no habrá té a la menta con el desayuno y que en lugar de la llamada al rezo de las mezquitas nos despertará la terrible alarma del despertador.

Y aunque nos quedan todavía muchísimos rincones del mundo por descubrir, nos vamos de Marruecos con la convicción de querer repetir destino.

En resumen:

Itinerario: Marruecos en 12 días



1 pensamiento sobre “Día 12: Fez y su medina, la Mellah y el Palacio Real”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *