2 días en Birmingham – Día 1

2 días en Birmingham – Día 1

Birmingham es la segunda mayor ciudad del Reino Unido. Birmingham se forjó como ciudad en la Revolución Industrial. Pero aunque sus edificios son más bien modernos y la urbe no cuenta con iconos turísticos, tiene atractivos como para pasárselo bien un fin de semana.

A decir verdad, nosotros no contemplábamos ir a Birmingham ni por casualidad hasta que una amiga que conocimos en China cuando visitamos Fenghuang se fue a estudiar un máster allí y organizamos un reencuentro. Al final, la ciudad nos sorprendió para bien. La recomendaríamos si encontrarais un chollo para volar allí o como parada en un itinerario en Inglaterra o el Reino Unido (por ejemplo, entre Londres y Liverpool).

En esta entrada os contamos nuestro primer día en la ciudad y en esta otra, el segundo día en Birmingham.

Cómo llegar al centro desde el aeropuerto

Birmingham cuenta con su propio aeropuerto, desde donde salen trenes y buses con frecuencia trenes y buses.
– Para ir en tren hay que tomar un tren Air-Rail Link (gratis) a la estación de Birmingham International. De ahí salen trenes cada 12 minutos de las cuatro de la mañana a la medianoche. El billete cuesta entre 3£ (horas más baratas) y 7£ (horas pico). Se tarda unos 15 minutos en llegar.
– Los buses salen justo enfrente de la terminal. Algunos tienen más paradas que otros así que el tiempo de trayecto ronda entre 20 minutos y 1h. Los buses urbanos cuestan 2,4£. Algunos servicios, como el 97, tienen frecuencias nocturnas cada media hora.

Alojamiento en Birmingham

El Reino Unido no es un destino barato. Barajamos opciones de hostales en el centro, pero al final nos decantamos por una habitación doble en un Airbnb en las afueras. En particular, nos alojamos en el barrio de Edgbaston a 20 minutos a pie del centro. Nos costó 35€ la noche.

Moverse en la ciudad

Todo en el centro de Birmingham es fácilmente accesible a pie. Aún así, la ciudad dispone de una amplia red urbana de autobuses. Nosotros cogimos dos: el primero para ir al Jewellery Quarter porque desde nuestro alojamiento estaba a casi una hora a pie y queríamos llegar temprano por la mañana. El segundo nos llevó a un restaurante indio que os recomendamos en nuestros sitios dónde comer en Birmingham. Los trayectos cuestan 2,4£ y se puede pagar con el cambio justo o con tarjeta contactless.

Qué ver en Birmingham

DÍA 1

Jewellery Quarter

Empezamos el día cogiendo un bus que nos deja en el Jewellery Quarter, a la altura del cementerio de Warston Lane. Junto al cementerio de Key Hill, a pasos del primero, son lugares con un aire victoriano por los que podéis empezar la visita a este barrio histórico.

De aquí vamos andando a Vyse Street, donde la denominación del barrio “de los joyeros” empieza a tomar sentido. En las calles de esta zona se suceden una tras otra joyerías y relojerías. De sus fachadas se desprenden historias del pasado y del presente. El origen del barrio se remonta a finales del siglo XVII, cuando el gremio de joyeros se asentó en esta zona. Al principio se trataba de un barrio de manufactura y de hecho no fue hasta los 1970 cuando los cambios sociales y económicos forzaron a los artesanos a hacer un cambio y abrir las tiendas de venta directa que se pueden ver hoy en día.

The Hylton

En el corazón del Jewellery Quarter se encuentra un pequeño local que hace esquina, The Hylton, donde sirven desayunos y comidas deliciosos a buen precio. El tradicional English breakfast cuesta unos 8£. Nosotros optamos por desayunos más modestos porque tampoco teníamos tanta hambre, pero nos pareció un lugar barato y rico.

Desde aquí, seguimos el itinerario marcado por esta guía del barrio que os podéis descargar en PDF. Si bien podéis pasear sin rumbo, el recorrido os lleva a ver los edificios más icónicos del barrio. Veréis antiguas fábricas de ladrillo rojo, institutos de arte, el precioso reloj de Chamberlain en un cruce de calles y la plaza de Saint Paul.

Coffin Works

La guinda del pastel de este recorrido por el Jewellery Quarter nos lo ofrece un museo de lo más curioso. Newman Brothers, más conocido como Coffin Works, es una antigua fábrica de decoraciones de ataúdes. Puede sonar macabro, pero nada más lejos de la realidad. Una recorrido por el museo sumerge a los visitantes en la realidad de la industria en Birmingham desde el siglo XIX hasta el cierre de la fábrica en 1998.

Las visitas son guiadas (únicamente en inglés) y de aforo limitado, así que por sorprendente que os parezca, se recomienda reservar con antelación. Los horarios van de las 11 a las 15h, siempre en las horas punta. La entrada cuesta alrededor de . La duración de la visita es de entre 1h y 1h30.

El recorrido empieza en el patio y en las salas donde puede verse antigua maquinaria usada para grabar y cortar las piezas de metal de los ataúdes. Las máquinas todavía funcionan y se hacen demostraciones de cómo se operaban.

Se prosigue luego a las plantas superiores, donde se encuentra el almacén, los despachos y la sala de textiles.

Durante todo el recorrido, la guía alterna explicaciones sobre el legado industrial de Birmingham, el auge y declive de Newman Brothers y el proceso de creación de las piezas de los ataúdes.

Museo de Arte e Historia

Seguimos el recorrido de hoy en el Museo de Arte e Historia de Birmingham. Como prácticamente todos los museos en Reino Unido, el acceso es gratuito. El horario es de 10 a 17h a diario.

El museo es bastante grande, pero podéis escoger las salas que visitar según vuestros intereses. Hay una parte de exposiciones temporales (durante nuestra visita había ropa de época y una exhibición de protestas sociales en la ciudad), muchas salas dedicadas al arte pictórico (destaca la colección de obras prerrafaelitas), una discreta exposición de arte egipcio, griego y romano y una sección dedicada a la historia de Birmingham.

Biblioteca

Después de visitar el museo y de una comida rápida en un local de fast food, nos vamos al cercano edificio de la Biblioteca. Está situada en Centenary Square, donde también hay un monumento a las víctimas de la Primera Guerra Mundial, en el Memory Hall.

La arquitectura exterior ya hace que merezca la pena la visita, pero su interior también es muy digno de visitar. Podéis subir hasta las plantas superiores. Casi arriba del todo hay un jardín exterior desde donde se obtienen vistas panorámicas a toda la ciudad.

En la última planta se encuentra la Shakespeare Memorial Room, una reconstrucción de una sala diseñada en 1882 por John Henry Chamberlain que fue demolida junto al antiguo edifico de la biblioteca en 1974. En ella se conservan hasta 43000 libros relacionados con Shakespeare. Entre esta vasta colección se encuentra una copia del First Folio de 1623, la primera compilación de las 36 obras de Shakespeare.

Los canales de Birmingham

Desde la biblioteca, nos vamos ahora a los canales de Birmingham. La ciudad se vanagloria de tener más kilómetros de canales que Venecia, lo cual fue extremadamente útil para el transporte de mercancías durante la Revolución Industrial. Sin embargo, los más escénicos se concentran en Gas Street.

Si habéis visto Peaky Blinders, la famosa serie de la BBC, este es el lugar que más os recordará a la familia Shelby. Sin embargo, cabe decir que aunque la trama se desarrolla en Birmingham, la serie se graba en otros lugares del Reino Unido como Liverpool y Manchester. Cerca de Birmingham se puede visitar el museo Black Country, una especie de museo de época en vivo donde sí se han rodado escenas de la serie.

En los canales podréis ver los característicos narrow boats, barcas alargadas en las que se pueden realizar tours por los canales cuando hace buen tiempo.

Al final de Gas Street podréis ver otro edificio arquitectónicamente singular de Birmingham, el moderno The Cube.

No muy lejos de los canales se encuentra también la galería IKON, que alberga exposiciones temporales de arte contemporáneo. La entrada es gratuita, pero nosotros tuvimos la mala suerte de coincidir con el cambio de exposición y no pudimos ver nada.

Desde los canales, regresamos al centro a pasar el final de la tarde antes de ir a cenar.

York’s Café

Este coqueto local que hace esquina, cerca de New Street Station, sirve cafés deliciosos. Los dulces no están mal del todo, pero las porciones son diminutas. Los precios de todo en general son alto. Cafés a 3 y 4£. Para un capricho, quizás.

XiongQi Hot Pot

Esa noche nos reunimos alrededor de un hot pot. Estuvimos en Chengdú, província de Sichuan, cuando visitamos China en 2016, pero no probamos el hot pot en parte porque el funcionamiento de esta tradicional forma de preparar la comida no era desconocido y el idioma no ayudaba.

Cuando se lo comentamos a nuestra amiga Eco. lo planeó para la primera noche en la que comimos con ella y sus compañeros de clase. Este plato se disfruta más en grupo, ya que se pueden probar más cosas. Se trata de un caldo o dos (en nuestro caso, uno de tomate y otro de picante nivel infierno). Luego se van pidiendo platillos que se van cociendo en los caldos que hierven en el centro de la mesa. La ventaja de ir con expertos es que probamos cosas que no habríamos pedido de haber ido solos, como intestinos, hígados, ternera rebozada de especias picantes o tallarines de boniato. También pudimos volver a comer cosas que no habíamos tenido la oportunidad de volver a comer desde China, como la raíz de la flor de loto.

La cuenta nos salió aquí por 23£ por persona con la bebida. No es barato, pero tampoco caro para todo lo que comimos.

Tilt

Tras la cena, no perdemos el tiempo y acudimos a este local, que es una auténtica pasada. Ubicado en la galería de Union Street, sirve únicamente chocolates, tés, cervezas y sidras de distintas procedencias y algunas de ellas artesanas. Nos tomamos dos sidras aquí que nos supieron a gloria. Las bebidas alcohólicas están a entre 4 y 6£ aproximadamente. Otra peculiaridad de este local es que posee una colección de máquinas de pinball. Las hay de muchas temáticas: Cazafantasmas, Star Wars, Stranger Things, Indiana Jones… Una partida por 1£ y 3 por 2£. Nosotros no nos pudimos resistir…

Y después de unas cuantas partidas, nos despedimos y vamos a descansar. ¡Mañana nos espera otro día intenso!

En resumen:


Birmingham: Día 2

¡Importante! Hasta el 31 de diciembre de 2020 estáis cubiertos con la tarjeta sanitaria europea en Reino Unido. Sin embargo, si no sois ciudadanos comunitarios o en cualquier caso a partir de 2021, seria recomendable visitar el país protegidos. Nosotros siempre usamos los seguros de Mondo. A través de nuestro enlace obtenéis un pequeño descuento y nos ayudáis a mantener el blog activo. ¡Gracias!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *