Egipto en 10 días sin crucero

Egipto en 10 días sin crucero

Egipto fue nuestro destino en diciembre de 2021 y nuestro primer viaje fuera de Europa en pandemia. Con la mala suerte que una semana antes saliera la variante ómicron y medio mundo cerrara fronteras con el cono sur de África. Pasamos nervios con los preparativos por si se extendía la medida a otros países y nos quedábamos varados, pero finalmente pudimos ir y volver sin problemas y todo salió bien.

Crucero por el Nilo: ventajas y desventajas

Al armar el itinerario de Egipto teníamos claro que no queríamos ir en crucero. Principalmente, porque no queríamos ir siempre en tropel y que nuestras visitas tuvieran horarios fijos. Evitar los momentos en que desembarcan todos los cruceros tuvo su recompensa y pudimos visitar muchos de los templos prácticamente solos y sin estar pendientes del reloj.

Al final del viaje, sí reconocemos que los cruceros tienen sus ventajas: los traslados son más relajados por en Nilo que por las polvorientas carreteras de Egipto. Al ir en grupo, el nivel de acoso callejero es menor. Y sorprendentemente, puede salir más barato un crucero, ya que incluye alojamiento, comidas y el coste de las entradas de las visitas.

Los cruceros cubren las visitas entre Luxor y Asuán. Por lo tanto, hay que contar el precio del traslado a una de estas dos ciudades desde El Cairo en avión o en tren. Los cruceros ofrecen la opción de ir también a los templos de Abu Simbel. De otro modo, el trayecto a Abu Simbel son 2h30 (sólo ida) en coche desde Aswan.

¿Por libre?

Que no fuéramos en crucero no significa que fuéramos 100% por libre. Nos movimos por El Cairo en Uber, fuimos a Dashur y Saqqara en taxi (mala experiencia), cogimos el tren nocturno para llegar a Asuán y también en Luxor de regreso a El Cairo

A partir de ese momento fuimos combinando visitas por libre y otras excursiones y traslados que contratamos con una agencia local, Aswan Individual, que recomendamos muchísimo para vuestros trayectos por carretera. Os dejamos aquí una reseña de las excursiones que hicimos con ellos y cómo fue la organización previa y el trato durante el viaje.

Itinerario

Os dejamos aquí nuestro itinerario de 10 días sin crucero:

Día 1: Pirámides de Giza y El Cairo: Museo Nacional de la Civilización Egipcia

Día 2 y 3: El Cairo – Barrio copto, ciudadela de Saladino, bazar Khan Al Khalili

Día 4: Pirámides de Dashur y necrópolis de Saqqara. Tren nocturno Cairo-Aswan

Día 5: Asuán – Cómo llegar: templo de Philae y obelisco inacabado

Día 6: Asuán – Abu Simbel y paseo en faluca

(El paseo en faluca debía ser en realidad el 5º día, pero nuestro tren llegó muy tarde y tuvimos que reorganizar).

Día 7: Traslado de Aswan a Luxor por carretera – Mercado de camellos de Daraw, templos de Kom Ombu y Edfú

Día 8: Luxor – Templos de Karnak y templo de Luxor

Día 9: Luxor – Valle de los Reyes, templo funerario de Hatshepsut, valle de los Nobles, Medinet Habu

Día 10: Luxor – Templo de Dendera. Traslado en tren nocturno a El Cairo.

Día 11: Museo Egipcio de El Cairo. Regreso.

Datos prácticos para un viaje casi por libre

Visado

Para viajar a Egipto es necesario obtener un visado. El coste es de 25$ y podéis solicitarlo online o a la llegada. Si optáis por hacerlo en línea os dejamos el enlace aquí. Ojo con otras páginas que hacen de intermediarias y cobran más por lo mismo. La página del gobierno es bastante rudimentaria y perderéis algún tiempo para entender todos los requisitos de formato a los que es sensible (mayúsculas, acentos, espacios, tamaño de la foto, etc.), pero funciona y al cabo de unos 2-3 días recibiréis el visado con un QR en vuestra dirección de correo electrónico.

Si os peleáis con la página y no funciona, siempre queda la opción de tramitarla a la llegada. Al salir del avión hay varias ventanillas en las que se puede comprar el visado 24/7. La parte negativa es que tendréis que hacer cola primero aquí y luego en el control de pasaportes.

Uber y Careem

Negociar un taxi en Egipto es una pesadilla. Especialmente porque cuando hayáis llegado a un acuerdo, nadie os garantiza que el taxista vaya a respetarlo. Podéis leer nuestra experiencia con el taxi que nos llevó a las pirámides de Dashur y Saqqara aquí. A nosotros nos bastó con pasar el mal trago una vez.

La mejor opción es usar Uber: no hay negociación ni cambio de opinión que valga, pues la aplicación os dará un precio cerrado. Uber está operativo en El Cairo, mientras que en Aswan y Luxor podéis usar la alternativa del país: Careem.

Tarjeta SIM

Para usar Uber, Careem y cualquier otra aplicación vais a necesitar datos. Además, el wifi en Egipto es bastante irregular en general, incluso en los hoteles. Si vais por libre (o casi) es muy recomendable llevar una tarjeta SIM egipcia. La podréis comprar en la misma terminal de llegada en El Cairo, donde hay un stand de Orange y otro de Vodafone abiertas 24h al día. La tarifa estándar para turistas para un mes (6GB y llamadas nacionales) rondaba los 12€.

Cambio de divisa

Hay posibilidad de cambiar libras egipcias en el aeropuerto tanto en las ventanillas de visado antes del control de pasaporte como en oficinas bancarias en la recogida de equipaje. El tipo de cambio prácticamente no varía de un sitio a otro en el aeropuerto ni tampoco respecto a las ciudades.

Excursiones

Como ya os hemos adelantado, contratamos algunas excursiones con una agencia local. Tenéis toda la info sobre nuestra experiencia con Aswan Individual en esta entrada.

Seguro de viaje

Porque nunca se sabe, no se nos ocurriría viajar a Egipto sin seguro, ni con crucero ni sin él. A través de nuestro enlace obtenéis un pequeño descuento y nos ayudáis a mantener el blog activo. ¡Gracias!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *